Visita de los menores del centro específico ‘La Casita del Niño Jesús’ a la reserva de animales de El Castillo de las Guardas, en Sevilla

Los menores del centro Específico ‘La Casita del Niño Jesús’ visitaban el pasado domingo 24 de noviembre la reserva situada en El Castillo de las Guardas, en la provincia de Sevilla, uno de los mayores y más espectaculares parques de animales de Europa, donde conviven en torno a 1.000 animales de más de 100 especies diferentes en condiciones similares a las de su hábitat natural.

Ubicado a sólo 50 kilómetros de la capital hispalense, entre los restos de una antigua mina de cobre y rodeado de un privilegiado entorno natural, se trata de un lugar excepcional en el que poder acercarse al conocimiento de los animales que, junto con los seres humanos, pueblan el planeta Tierra.

Los menores, en compañía de varios trabajadores del propio centro, disfrutaron de una experiencia vital, social  y emocional en una jornada lúdica realmente extraordinaria.

Los niños de La Casita del Niño Jesús de la Asociación de Obras Cristianas disfrutaron de la Semana Santa de la capital onubense

Los menores de La Casita del Niño Jesús de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón han podido disfrutar de la Semana Santa de la capital onubense durante los pasados Jueves y Viernes Santo.

De esta manera, y acompañados de sus educadores, entregados siempre al servicio de estos niños que son el fiel reflejo del Niño Dios, asistieron a las salidas procesionales de la Hermandad de la Oración en el Huerto el Jueves Santo desde la Iglesia de la Concepción, y a su recorrido por algunas de las calles de la ciudad, mientras que el Viernes Santo se desplazaron nuevamente a Huelva para poder disfrutar y sentir intensamente con el magnífico conjunto escultórico, obra del insigne imaginero Antonio León Ortega, del Descendimiento, cofradía que procesionaba desde la Parroquia Mayor de San Pedro.

Un auténtico placer ver la dicha de estos menores disfrutando de la Semana Santa onubense. Y para Obras Cristianas de Gibraleón un honor y un privilegio poder hacerlo posible y contemplarlo en sus rostros.